El hombre ha desarrollado muchas herramientas para facilitar su trabajo. Desde los primeros pasos de la humanidad, se ha buscado optimizar nuestro trabajo haciéndolo más sencillo y menos cansado para invertir en el menos esfuerzo y tiempo de nuestra vida. Los adelantos científicos y tecnológicos, al par de la ciencia y la experiencia humana, han puesto a nuestra disposición un sinfín de utensilios que minimizan el esfuerzo de trabajo.

Las jornadas de trabajo y los traslados, en un principio sólo se podían realizar con la luz del día, el amanecer significó mucho tiempo el momento para empezar a realizar las actividades pendientes antes de que el sol se ocultara, pero con el descubrimientos y uso de la electricidad, se logró por primera vez iluminar espacios con la implementación de instalaciones eléctricas pequeñas que evolucionaron hasta los poderosos sistemas de iluminación industrial con los que disponemos hoy en día.

La forma rústica en la que se iluminaban áreas muy oscuras o fuera de las horas de sol, era el fuego. El uso de ceras, mechas y aceites para fabricar veladoras y lámparas era el sistema más habitual de producción de iluminación y hasta calor, aunque es un sistema poco eficiente, costoso y muy peligroso. Además de que permanecer constantemente intercambiando los insumos representa una pérdida constante de tiempo. No fue sino hasta la masificación de la corriente eléctrica que se pudo controlar la iluminación en cualquier espacio y en cualquier horario de luz de sol. La iluminación industrial es en principio similar a la que se encuentra en cualquier domicilio particular. Pero tiene pequeñas diferencias de funcionamiento y consumo de energía eléctrica.

Las empresas proveedoras de servicios de suministro eléctrico ofrecen distintas tarifas que aumentan su costo según aumenta el consumo eléctrico. Las industrias consumen bastante energía eléctrica, es por eso que al reducir el consumo eléctrico los costos descienden en manera considerable. El ahorro en la cantidad de suministro eléctrico, depende directamente del consumo de la maquinaría que se utiliza para la producción, ensamblaje o empaquetado, pero gran parte de este consumo corre por parte de la iluminación. Las jornadas de trabajo regularmente constan de ocho horas continuas, de esta forma durante las 24 horas del día se puede mantener tres horarios de trabajo y en uso las instalaciones de una empresa.

Sustituir las luminarias por unas de menor consumo eléctrico es una de las mejores soluciones para ahorrar dinero en el suministro de energía, además de que las áreas bien iluminadas ayudan a aumentar la concentración y por lo tanto a aumentar la productividad.

Escoger el color adecuado de la luz es muy importante, ya que un tono de luz rojizo nos dará una sensación más cálida a comparación de la luz blanca que es mejor para áreas de trabajo y de estudio, también es importante que el área de trabajo tenga acceso a luz de día, de esta forma durante las horas de sol el área podrá ser iluminada sin consumo eléctrico, lo que no sólo ahorra energía y cuida el medio ambiente, sino que se extenderá la vida útil tanto de la luminaria industrial como de las caseras.

La instalación de cualquier tipo de instalación eléctrica debe ser cuidada a detalle, sin importar la extensión de la misma. Las instalaciones industriales debido al uso rudo al que se exponen, deben ser tratadas con sumo cuidado, ya que es más fácil que sufran daños y por lo tanto se ocasione un accidente considerable.

La realización de mapas o diagramas de la red eléctrica es esencial para ubicar los daños y proporcionar mantenimiento a la infraestructura, dado que es mucho más fácil localizar los focos de daño por medio de un mapa, que revisar la instalación completa parte por parte. Este tipo de instalaciones deben ser realizadas por equipo profesional para reducir al mínimo la posibilidad de que ocurra un accidente en un futuro.

Un trabajo de instalación profesional de una red de iluminación industrial, es necesario para ubicar las lámparas de manera que su espectro de iluminación abarque el área de la mejor manera posible, dependiendo de las necesidades que requiera cada espacio, además de que se previene que ocurra un corto, fugas de corriente eléctrica, bajas y altas en la cantidad de luz suministrada, desgaste innecesario del equipo y bajo desempeño debido a una iluminación inadecuada.

Tanto empresas como trabajadores independientes ofrecen servicios eléctricos a un bajo costo, pero este tipo de servicios no siempre cuentan con el equipo, el material y la capacitación adecuada para realizar un buen trabajo. Los servicios profesionales en electricidad, ofrecen sistemas de garantía, diversos métodos de pago y la garantía de recibir mejores productos y servicios. En cuestiones de seguridad industrial, no se debe escatimar en la seguridad y calidad en los materiales.

Además de considerar estos pequeños consejos para comprar todo tipo de iluminación, pero sobre todo la industrial, es importante acudir con la mejor empresa. Te invitamos a conocer Supra Desarrollos Tecnológicos. Supra es una de las empresas líderes en el ramo de las energías sustentables, somos especialistas en todo tipo de iluminación, pero sobre todo en la iluminación industrial.

Te invitamos a visitar nuestro catálogo en el sitio web para que aproveches todas las soluciones de iluminación que tenemos disponibles para ti. Sólo llama a Supra Desarrollos Tecnologicos y uno de nuestros especialistas te ayudará a encontrar la mejor fuente de iluminación para cualquiera de tus necesidades. No lo olvides, en Supra encontrarás la mejor forma de iluminar todos tus proyectos.