La importancia de la energía eléctrica es incuestionable, está presente en todas las ciudades y en la mayoría de los poblados se utiliza para alumbrar todo tipo de espacios. Es una tarea muy complicada imaginar un mundo sin energía eléctrica, sin ella prácticamente no podemos realizar ninguna acción.

Muchas de nuestras herramientas utilizan corriente eléctrica, sin ella simplemente nuestra forma de vida se vería seriamente amenazada. La iluminación permite poder realizar actividades en un espacio en el que las condiciones lumínicas no son adecuadas. Un buen ejemplo puede ser el alumbrado público, pues antes de la invención de la corriente eléctrica, los espacios abiertos se alumbraban con fogatas. La luz del fuego y la de la luna eran las únicas formas de alumbrar caminos y espacios, pero esto ya no es así.

Transportar fuego para alumbrar las áreas por las que se transita era muy complicado, ya que, como sabemos, este elemento está en constante riesgo de extinguirse, además de que la cercanía con la llama podía resultar en algo desastroso. No fue sino hasta la invención de los dinteles y el uso de ceras y parafinas, que se pudo tener iluminación móvil segura y eficiente. Asimismo, anteriormente los viajes del automóvil eran mucho más lentos y peligrosos, debido a que la falta de iluminación impedía trasladarse de noche.

Hoy en día casi todos los vehículos son capaces de emitir luz suficiente para alumbrar su camino. Sin embargo, la importancia del alumbrado en la vía pública no sólo está destinada para tránsito de medios de transporte, sino para seguridad de los transeúntes. Muchos hogares tienen alumbrado en la periferia de su construcción. Esta iluminación funciona como medio de seguridad para evitar grafitis, asaltos frente a la fachada y robos al domicilio, dando por hecho que los delincuentes prefieren las zonas con menos iluminación para evitar ser reconocidos y/o vistos. Es por eso que el alumbrado público es necesario en cualquier asentamiento humano.

Los espacios públicos bien iluminados no sólo facilitan el libre tránsito, sino que hacen el trayecto más ameno y seguro. Los vehículos sufren menos daños al poder evitar las imperfecciones del camino, al mismo tiempo que se evita que ocurran accidentes y reduce las posibilidades de ser víctimas de la delincuencia. Normalmente la iluminación es agregada por lámparas led o incandescentes colocadas en distintos tipos de luminarias, y hablando de esto, recordemos que el antecedente de las luminarias eran las lámparas de aceite suspendidas en postes o fijadas en las fachadas de los inmuebles. Se utilizaba aceite de nabo para reducir los costos, ya que es un aceite muy duradero y barato.

Actualmente se han desarrollado materiales fluorescentes capaces de irradiar la energía que absorben del sol durante las horas del día. Cuando la iluminación del ambiente desciende, el material irradia luz. Estos materiales son muy novedosos y se encuentran en fases piloto. Pero aunque los concretos fluorescentes son una gran opción de iluminación es espacios exteriores, no sustituyen la función del alumbrado público, sino que podrían ir de la mano.

Las luminarias para exteriores funcionan regularmente con energía eléctrica. Aunque las innovaciones tecnológicas también las han alcanzado, aumentando su rendimiento y reduciendo el impacto al medio ambiente a través de la implementación de tecnologías capaces de absorber energía de la naturaleza. La energía solar es la más utilizada para alimentar luminarias públicas.

La colocación de paneles solares provee la energía necesaria para que funcionen durante las horas de oscuridad, incluso pueden almacenar energía suficiente si el día está lluvioso o nublado. Son tecnologías bastante costosas, es por eso que se utilizan con menos regularidad, además de que los paneles están expuestos y en zonas de peligro, por lo que pueden ser blancos de ataques delictivos.

La instalación de iluminación en exteriores es muy sencilla. Las luminarias o focos se pueden instalar en postes y algunos modelos se fijan directamente a la pared. Aunque también existe la opción de pequeños postes fabricados en metal y policarbonato para iluminar áreas muy transitadas. Estas lámparas son muy resistentes a impactos y es por eso que se utilizan en canchas y parques principalmente.

El diseño de la iluminación en un espacio público es muy importante, ya que el asesoramiento del profesional no sólo ayuda a escoger una lámpara que combine bien con el entorno, sino que se obtiene una mejor inversión, pues se utilizarán las lámparas más adecuadas para el espacio. La ubicación de la luminaria es uno de los factores que más deben tomarse en cuenta, dado que una buena distribución de las luminarias garantiza una mejor iluminación y menos usos de focos. De esta manera se logra invertir menos dinero en energía eléctrica e infraestructura.

Algunos edificios iluminan su estructura mediante la utilización de focos LED en distintas combinaciones de colores. Se puede realizar prácticamente cualquier tipo de diseño en cuestiones de iluminación exterior, pero no hay que olvidar utilizar materiales de alta calidad y que contribuyan a un ahorro energético, al mismo tiempo que garantizan un buen funcionamiento y durabilidad.

Existen muchas empresas que ofrecen materiales de baja calidad a precios muy accesibles, materiales que resultan en un mayor consumo energético y por lo tanto un gasto monetario mayor. Además de que pueden ser peligrosos debido a que son más propensos a sufrir fallas en su funcionamiento. Así que si estás buscando el mejor alumbrado públicoo cualquier tipo de iluminación para exteriores o interiores, te invitamos a visitar SUPRA DESARROLLOS TECNOLÓGICOS. En SUPRA encontrarás el asesoramiento, los productos y la instalación de cualquier suministro de iluminación. No lo pienses más y visita el sitio en internet para que aproveches todas las soluciones de iluminación que tenemos para ti.

¡Visita SUPRA DESARROLLOS TECNOLÓGICOS e ilumina lo que quieras mientras ahorras energía!